Con el fin de año a la vuelta de la esquina uno siempre hace balance de lo que ha dado de sí el año que termina, de lo que hemos conseguido y de lo que se nos ha quedado en el camino.

Nuestros logros y nuestras derrotas.

Y tenemos un recuerdo para los que nos han acompañado, tanto los que llevan tiempo caminando a nuestro lado como los recién llegados. También para aquellos que, por una razón u otra, nos han dejado.

Al mismo tiempo, elaboramos nuestros propósitos (más o menos realizables) para los próximos 365 días. Desde los clásicos “este año aprendo inglés” o “me apunto al gimnasio” a otros más elevados, sencillos, complicados o inconfesables (que de todo hay).

Mi 2.012 ha sido intenso, en ocasiones tremendamente estresante, y marcado por el cambio. Ha sido un buen año. Muy bueno.

Y sería de mal nacido no agradecer a todos aquellos que han querido estar a mi lado en estos 12 meses:

Mi familia y Amigos (en mayúsculas -vosotros sabéis quiénes sois-). Siempre a mi lado en lo bueno y lo malo. Dándome tiempo, paciencia y comprensión. Y lo que tiene más valor que nada en este mundo: vuestro amor.

Os quiero mucho más de lo que a veces sé deciros. Y me pesa el hecho de que no os dedico ni la mitad del tiempo que me gustaría, y lo que me gustaría no es ni la mitad de lo que la mitad de vosotros merece  😉

Además tengo el enorme privilegio de tener un ¿trabajo? que amo y que me da la oportunidad de conocer a todo tipo de personas, y contar sus historias. Felices historias porque siempre tengo el honor (y la responsabilidad) de capturar para siempre momentos cruciales de sus vidas.

Por eso quiero dar gracias a todos y cada uno de vosotros: mamás y papás, parejas casaderas o ya casadas porque he sido feliz con cada uno de los reportajes de boda, bebés, premamá, pareja, familia o incluso boudoir que he realizado para vosotros.

Gracias por la confianza que habéis depositado en mí.

Gracias por compartir conmigo todos esos momentos de felicidad, alegría e intimidad.

Gracias Esther y David, Ana y Salva, Mamen y César, Mª Luisa y Raúl, Beatriz y Josué, Raquel y Arturo, Penélope y Roger, Rosana y Francisco, Begoña y Anselmo, Silvia y David, Paula y Fran, Ana y Miguel Ángel, Belén y Miguel, Sandra y Aitor, Sonia y Adolfo, Ana y Luis, Merche y Jesús, Teresa y Jesús, Nuria y Diego, Cristina y Felipe, María y Fernando, María y Miguel, Paola y Pedro, Silvia y Pedro.

Me he divertido, he reido y también llorado en vuestras bodas y cada uno de vosotros ocupáis un trocito de mi corazón. Este post es también un pequeño homenaje a todos vosotros.

Por último, pero no menos importante, gracias a mis compañeros fotógrafos. Por ser fuente de inspiración e información y por compartir con algunos de vosotros grandes momentos (y espero sean más en el próximo año).

“Si quieres ser mejor fotógrafo, sé mejor persona” Esta frase del gran Jerry Ghionis resume mis dos propósitos para 2.013.

Un fuerte abrazo y que en el próximo año todos encontréis la felicidad.

Leave A

Comment

Pedro
28/12/2012
Qué bonita la última foto!!!!! Qué enfoque, qué encuadre, cómo has captado el incendio de amor!!! xD
Responder
15/01/2013
Genial Sergio. Originalidad y frescura. Gran trabajo. Y ahora a comerse el 2013. Un abrazo.
Responder
Gran selección, sin duda ha sido un buen año, y esperemos que el 2013 sea mejor.
Responder