Este reportaje, al igual que ocurrió con el de Aldara, surgió como una sesión de “pre-bautizo” para que la pequeña Elena tuviera unas fotos con las que hacer los recordatorios de su bautizo.

Cuando llegué a casa de Ariana y Rafa me recibieron como si nos conociéramos desde hace tiempo, a pesar de que sólo habíamos intercambiado algunos correos. ¡Gracias chicos!

Elena se acababa de despertar de la siesta, por lo que le costó un poquito mostrarse risueña. Sin embargo en seguida se acostumbró a la cámara y se mostró como una niña muy despierta y llena de curiosidad, que nos regaló todo un surtido de miradas con sus grandes y expresivos ojazos.

Ariana y Rafa, espero que lo pasárais a lo grande el día del bautizo.

Un abrazo!

 

undefinedundefinedundefinedundefinedundefinedundefinedundefinedundefinedundefinedundefinedundefinedundefinedundefinedundefinedundefinedundefined

Leave A

Comment

06/06/2011
Preciosísimas Sergio!! Eres capaz de retratar esas miradas con la mayor naturalidad y a la vez capturando expresiones y gestos que al fin y al cabo es lo más importante de un retrato infantil. Felicidades, muy buena sesión!!!
Responder
07/06/2011
Me encantan! que mirada tiene esta nena. Me gusta lo de poner un "fondo" (la tela de peluche, queda muy tierna la imagen). Y la penúltima me gusta especialmente. Buen trabajo amigo!
Responder
15/06/2011
Eres ya todo un maestro de la fotografía!!
Responder
Sergio
27/06/2011
@Paula: ¡gracias, gracias, gracias! @Mamen: en realidad la tela la llevé pensando en usarla como "alfombra", aunque al final acabé improvisando una especie de fondo de estudio. @Voda: ¡tú sí que eres maestra de la fotografía! A mí me queda un laaaargo camino hasta convertirme en maestro de algo... más bien soy un aprendiz de muchas cosas, jajaja...
Responder