Cuando vemos un reportaje de boda, muchas veces nos encontramos con que las últimas fotos que aparecen son las de los novios inaugurando el baile. Sin embargo, en ese momento la fiesta no ha hecho más que empezar y los invitados pasan a ser protagonistas.

A estas alturas de la celebración, y después de pasar el día fotografiando cada detalle, los invitados se han acostumbrado a mi presencia y he podido hablar con muchos de ellos, por lo que a menudo dejo de ser “el fotógrafo de boda” para convertirme simplemente en Sergio. Es entonces cuando familiares y amigos se abren a la cámara sin prejuicios y muchos de ellos (que en un principio se mostraban recelosos ante el objetivo) me piden “una última foto” o incluso me buscan para posar de forma desenfadada.

Sirva este post como “homenaje” a estos momentos de diversión y, a veces, desenfreno 🙂

reportaje de bodasreportaje de bodas madridreportaje de bodas Alcalá de Henaresreportaje de boda Guadalajarareportaje de bodas

Leave A

Comment

21/09/2011
Muy bueno Sergio, desde luego el título hace honor a la entrada :-D
Responder
    Sergio
    21/09/2011
    Qué rápida, Violeta... has comentado 3 minutos después de publicarlo :-) ¡Gracias!
    Responder