Todo el mundo que ha pasado por preparar una boda te da consejos, te dice que todo sale y que disfrutes y a ti te parece imposible preparar todo, que todo salga bien y te vas a la cama pensando en a quién tienes que llamar o escribir un email mañana, ¡sin falta!

Hasta un día antes de la boda todo eran nervios y preparativos… ¡Hasta que llega el día de nuestra boda! Y ahí nos dimos cuenta de lo realmente importante ese día… ¡NOSOTROS! ¡Y empezamos a disfrutar desde el primer momento hasta el último!

Y claro no lo hicimos solos, teníamos a toda la gente que nos quiere y que queremos viviendo nuestro amor.

Y con eso sin duda es con lo que nos quedamos… Puedes dar mil detallitos, mil regalos a tus invitados pero nosotros nos hemos dado cuenta de que realmente con lo que disfrutaron fue con vernos a nosotros felices. Con nuestros bailes, nuestras risas, nuestros besos…. vamos con las cosas más simples que al fin y al cabo hacen la vida.

Y para inmortalizar todo esto, que no es poco, teníamos al mejor fotógrafo de bodas: ¡Sergio Cueto!

Mucho antes de pensar en casarnos sabíamos el fotógrafo que queríamos, puesto que Víctor ya tenía el placer de conocerle de nada menos que de la boda de tres de sus mejores amigos.

De todas las cosas que se contratan para una boda, él fue lo mejor sin duda.

Desde el minuto uno hasta el final Sergio e Isabel Rojo lo dieron todo, nos ayudaron, nos hicieron sentir únicos, nos hicieron reír… todo lo que digamos de ellos se queda corto, ¡hicieron magia!

Pero ese momento en el que ves la primera fotografía que ellos han hecho ya sí que te quedas sin palabras… y no paras de contestar a la gente los mensajes que preguntan por el fotógrafo de la boda: “Sergio Cueto”.

Ahora que podemos dar consejos, ya que hemos pasado por preparar una boda, sólo podemos decir: haced ese día VUESTRO. Vosotros sois lo importante y… ¡disfrutad de vuestro amor!

¡Ah! y por último…

“Que todas las noches sean noches de boda,

que todas las lunas sean lunas de miel.”

 

Consejos de boda de un fotógrafo de bodas

¿Te casas este año y aún no has dado con tu vestido de novia soñado, con el mejor banquete del mundo, las flores más cromáticas y perfumadas, el maquillaje, los regalitos, etc.? Hoy te traigo el mejor consejo para el día de vuestra boda y no es mío, es de Miriam y Víctor: DISFRUTAD DE VUESTRA BODA.

Cuando muchas parejas preparan su boda, se centran en organizar una celebración pensada para satisfacer las mentes más exigentes a la hora de encontrar todos los detalles de ese día inolvidable. Y cuando por fin llega ese momento se dan cuenta de que lo que realmente hace especial ese día no es el vestido, ni toda la customización de la boda de principio a fin, sino vivir ese momento junto a los seres queridos y la persona con la que has decidido dar este paso tan importante en la vida.

No sabéis cuanto me halagó que incluso antes de pensar en casarse, en la parroquia, el restaurante o la fecha ya Miriam y Víctor ya tenían claro que querían contratarme como su fotógrafo de boda. Como profesional, soy muy consciente de que la boda sea seguramente de los días más importantes. Se invierte tiempo, ilusión y dinero en cada detalle de la decoración, la música, el cochinillo del banquete… La memoria seguramente sea suficiente para recordar cómo transcurrió ese día tan especial, pero tener impreso en papel cada mirada, cada baile, cada abrazo… eso sí que vale la pena. Por lo que en un futuro resultará un tesoro será el álbum de boda.

Boda en Segovia

Se palpaba en el ambiente que la boda en Segovia de Miriam y Víctor tenía mucho esfuerzo detrás, pero sobre todo destilaba amor, por eso lo disfrutaron tan sinceramente. Pero si además del amor y el esfuerzo, el hecho de celebrar la boda en Segovia hace que el resultado sea inmejorable. Segovia siempre resulta romántica, allí está uno de los castillos más famoso de las películas de Disney, la de Blancanieves, con sus torres circulares que se elevan hacia el cielo sobre un cerro.

Si algo tenía claro como fotógrafo de bodas es que en Segovia tendría unos escenarios impolutos para celebrar una boda. Pero lo que realmente hace posible que una boda sea espectacular es el cariño y en la boda de Miriam y Víctor el amor fue el verdadero protagonista de la organización de la ceremonia.

“Que el corazón no se pase de moda

Que los otoños te doren la piel.”

Ceremonia: Ntra. Sra. de la Fuencisla (Segovia)
Banquete: Hotel Cándido
Vestido: Rosa Clará
Traje: Félix Ramiro
Flores: Floristería Lilium

Leave A

Comment