MENU

DAILY STORIES

¿Qué hay en mi mochila?

21/05/2018 / Para fotógrafos
OPEN

Hace unas semanas fui invitado por Mark Condon de Shotkit para hablar del equipo que utilizo en mis bodas, lo cual fue una sorpresa y también un honor, ya que estaría entre algunos amigos y fotógrafos a los que admiro.

Dado que muchos alumnos y compañeros me preguntan periódicamente sobre mi equipo, decidí traducir al español el post original que puedes leer aquí:

https://shotkit.com/sergio-cueto/

Hola! Mi nombre es Sergio Cueto, soy fotógrafo de bodas con sede en Madrid (España) y padre de dos niños maravillosos. Cuando no estoy fotografiando me encanta hacer construcciones de Lego y rodar pequeños vídeos de animación con ellos.

Estudié Comunicación Audiovisual en la Universidad, pensando en convertirme en director de cine… pero terminé trabajando como reportero gráfico para informativos de TV.

Disfrutaba mucho estando en el ojo del huracán, capturando las imágenes para las noticias que más tarde vería el resto de la gente en sus casas. Trabajar como reportero gráfico requiere anticipación, ser capaz de tomar rápidamente decisiones técnicas, desarrollar el olfato para adivinar dónde ocurrirá el “momento decisivo” y saber estar en el lugar adecuado en el momento justo: ¡un entrenamiento perfecto para ser fotógrafo de bodas!

Comencé mi carrera como fotógrafo en 2011 y de algún modo trasladé el estilo directo y no intrusivo del reporterismo gráfico a las bodas. Podría decirse que mi estilo tiene una fuerte carga documental aderezada con unas gotas de creatividad: siempre me gusta entregar a mis parejas alguna fotografía en la que se pregunten “¿cómo demonios ha hecho eso?”

No me considero una persona especialmente técnica ni conozco todas y cada una de las especificaciones de mi equipo. Concibo mi equipo como las herramientas que me ayudan a contar una historia aportando mi propia visión. Tampoco siento una especial fidelidad hacia ninguna marca, simplemente elijo la que creo que me ayudará mejor en mi trabajo: comencé trabajando con Canon y el 2015 cambié mis 5d MkIII por dos Nikon D750 que me han hecho (casi) feliz hasta ahora.

Siempre acudo a las bodas con dos Nikon D750, 35mm f1.4 y 85mm f1.8, montadas en el arnés BlackRapid BR-RSDR2. Considero que estas dos lentes son suficientes para contar una boda (incluso sería suficiente con el 35mm), además tener una limitada cantidad de opciones entre las que elegir hace que piense menos en el equipo y más en las fotografías.

Utilizo tarjetas de memoria Sandisk Extreme Pro 64Gb para tener que cambiarlas lo menos posible durante el día de la boda. El resto de tarjetas permanecen en ThinkTank Pixel Pocket memory card holder, dentro de mi bolsillo y sujetos a la trabilla del pantalón.

mi equipo para fotografia de bodas

Equipo

2x Nikon D750. Tengo una relación de amor-odio-amor con ellas debido a los problemas de obturador que tuvieron gran número de cámaras de este modelo. Son más ligeras que mis antiguas Canon 5D MkIII, y adoro su rango dinámico, su enfoque rápido incluso en condiciones de luz escasa, el nivel de detalle que es capaz de capturar en las zonas de sombra y su pantalla abatible. Lo que más echo de menos de mis Canon es el modo de disparo silencioso, ya que en las D750 el “modo silencioso” arma casi tanto jaleo como el “modo normal”.

Habitualmente trabajo con el enfoque en modo seguimiento, la pantalla en blanco y negro y las dos memorias de usuario cargadas con una configuración para altas luces en exterior y disparo con flash en interior. La doble ranura es otra gran ventaja y tengo configurada la grabación de RAW en ambas tarjetas, así obtengo un backup de todo el trabajo de forma instantánea.

Sigma 24mm f1.4 ART. (alias “El Fiestero”) Este objetivo se queda en la bolsa hasta que llega el momento del baile y la fiesta: es el objetivo perfecto para meter al espectador dentro de la fiesta y hacerle participar en ella.

Sigma 35mm f1.4 ART. (alias “El Narrador”) Esta es mi lente principal y sólo se desprende de mi cámara para dejar paso al 24mm en la pista de baile. Tiene un enfoque rápido y preciso, así como una nitidez asombrosa… si sólo pudiera tener una lente, sería esta sin duda.

Nikkor 58mm f1.4G. Nunca viene a las bodas conmigo, se queda en casa reservado para sesiones de pareja, retrato y otros trabajos. A pesar de no ser especialmente nítido y a veces caprichoso en el enfoque, es una lente con “carácter” y un bokeh increíble.

Nikkor 85mm f1,8D. (alias “The beautifier”). Tiene un motor de enfoque bastante tosco, aunque preciso. Es pequeño, ligero y con un bokeh a 1.8 que me encanta: es la estrella en los retratos y las fotografías de pareja. Si alguna vez lo quito de la cámara es sólo para fotografiar detalles con el 105mm macro.

Nikkor 105mm f/2.8G IF-ED. Este tío grande sólo sale de la bolsa para fotografiar los detalles, ya que el 85mm suele pasar el día pegado a mi cámara.

2x Nikon Speedlight SB 910. A pesar de que soy un entusiasta de la luz disponible, no se me caen los anillos si tengo que iluminar una escena. En España abundan las iglesias con una iluminación espantosa, así que con frecuencia saco mis flashes a pasear (off camera as often as I can)

2x Yongnuo YN685. He añadido recientemente estos dos flashes para poder iluminar en fincas con espacios amplios. Son fiables, potentes y una ganga si comparamos su precio con el de los SB910. Y como extra, puedo controlarlos directamente con mis disparadores Yongnuo YN622N.

Magmod system (MagSphere, MagGrid, MagGel). Simplemente adoro este sistema de modificadores para flash de mano: rápido, versátil y cómodo de utilizar. Es perfecto tanto si quieres integrar de forma natural la iluminación del flash con la luz disponible como si quieres conseguir efectos de iluminación dramáticos o creativos.

Manfrotto LED Mumie Art. Este pequeño led va en el bolsillo de mi pantalón durante la fiesta como “sistema de emergencia”: para zonas realmente oscuras en las que no pueda enfocar o como pequeña luz de relleno.

Mis bolsas / maletas de equipo son Think Tank Retrospective 30, Lowepro Pro Roller X200 y la mochila convertible de Amazon Basics.

Preboda en El Bierzo {Bárbara & Sergio}

17/05/2018 / Prebodas
OPEN

Mi historia con Bárbara y Sergio no comenzó con un email o una llamada pidiendo presupuesto para su reportaje de boda, sino de una forma un poco más especial y exótica: convivimos una semana por la boda en Punta Cana de sus amigos Sandra y Vicente. Después de aquellos días compartiendo playas, mojitos y risas, su llamada fue más o menos un “Hola tocayo! Barbi y yo nos casamos y contamos contigo ¿tienes la fecha libre?”

Bárbara y Sergio me propusieron hacer su preboda en el Bierzo, en el pueblo de los padres de Bárbara. El año pasado ya estuve en aquella zona para la boda en Ponferrada de Laura y César, y la idea de volver allí me encantó. Además me hablaron de una aldea semiabandonada y el precioso pueblo de Molinaseca, lo que terminó de perfilar una preboda y un fin de semana muy prometedores.

Paradasolana es el pueblo de la familia de Bárbara. Está situado en la ladera de una montaña a la que llegas por una carretera sinuosa que termina en un pequeño conjunto de casas reunidas en torno a 3 calles: la calle de arriba, la del medio y la de abajo. Allí todos los vecinos se conocen y la mayoría son familia. Nos recibieron con generosa hospitalidad Emi y Cristóbal, padres de Bárbara, y nos hicieron sentir como en casa agasajándonos con los deliciosos manjares preparados por Emi.

La ruta por el pueblo abandonado fue algo complicada debido a que las lluvias de los días anteriores habían convertido las calles en un barrizal por el que apenas se podía caminar, pero lejos de ser un impedimento, hizo que la sesión fuera aún más interesante y divertida.

De Bárbara y Sergio sólo puedo decir que son 50% pasión 50% diversión, la compañía perfecta para un fin de semana de fotos, risas y gastronomía. Os dejo una selección de su preboda en el Bierzo.

fotos de pueblos abandonados en el Bierzofotos de pueblos abandonados en el Bierzopreboda en el Bierzopreboda en el Bierzofotografo de bodas en Leon preboda en el Bierzopreboda en pueblo abandonadopreboda en pueblo abandonadofotografo de bodas Leonfotos de pareja en el bierzo fotos de pareja en el bierzoreportaje preboda en Leónreportaje preboda en Leónsesion preboda en el Bierzosesion preboda en el Bierzo fotografo de bodas en Leónfotografo de bodas en Leónfotografo de bodas en Leónfotografo de bodas en Leónfotografo de bodas en León preboda en Molinasecapreboda en Molinasecapreboda en Molinasecapreboda en Molinaseca fotografo de bodas Ponferradafotografo de bodas Ponferradafotografo de bodas Ponferrada

Postboda en La Alhambra de Granada {Gema & Jesús}

26/04/2018 / Granada
OPEN

fotografo de bodas GranadaNo puedo decir nada malo de mi carrera profesional, pero esto no quita para que me sonroje cada vez que una pareja que ve mis fotografías y lee la intimidad de mi trabajo, decida “casarse conmigo” y hacer la postboda conmigo. Lo cierto es que no soy consciente de enseñarme tanto, pero sí sé que la fotografía es la única manera que conozco de estar despierto, de vivir y, en definitiva, de ser feliz.

Cuando Gema y Jesús me propusieron ser su fotógrafo de bodas y postboda les escuché hablar de la vida, del amor, de Granada y de esa fotografía íntima, leal a las emociones que buscaban para guardar para siempre en su álbum de los recuerdos. Esto me hizo ver lo llena que está mi vida de lo intangible y que, si no fuese por la fotografía, no sabría muy bien para qué levantarme un lunes cuando suena el despertador. La fotografía me da mucha felicidad y retratar historias como la suya es la alarma que suena para recordarme que trabajar con la cámara es mucho más que un modo de vida.

Gema y Jesús se conocen desde hace 18 años, pero deambularon diez por senderos paralelos, perpendiculares a veces, simplemente porque la vida es caprichosa, porque la vida es sabia y asigna los tiempos cuando corresponden. Tuvieron que esperar una década para ser felices, pero tampoco podemos decir que necesitaron ser infelices para llegar a su historia.  En la vida a veces no encajan las etiquetas binarias: feliz o infeliz. Pero les llegó el amor “ese que se basa en la admiración hacia el otro, en la generosidad y en el respeto, ese que vivió oculto, pero que luchó incansablemente hasta que encontró la luz, como las lorquianas piquetas de los gallos, ese que no entiende de raza, creencias o género, pero tampoco de edad, pues la edad es solo un número” y decidieron darse el sí quiero en 2017. La boda decidieron celebrarla en Álcazar de San Juan y la postboda en Granada.

Aquí os muestro las fotos de la postboda en Granada. Granada tiene como su historia, como la vida misma, una gama de colores con un sinfín de tonos entre el blanco y el negro. En realidad no existen las fórmulas mágicas para explicar las fotografías que os muestro. Hay cosas que simplemente tienen que ver con el amor y la felicidad. El amor de una pareja, el amor de un fotógrafo a su cámara, el amor a la luz de Granada y la felicidad que suman estos tres ingredientes.

En este reportaje os muestro la historia de amor y felicidad de una seducción a seis (Gema y Jesús, mi cámara y yo y Granada y su luz) por un viaje de luces y sombras a la luz del atardecer de las dependencias, patios, fuentes y miradores de en uno de los monumentos más bellos jamás construidos por el hombre: la Alhambra de Granada.

Aunque en ocasiones, la luz y el arte dejan de ser protagonistas en pequeños rincones sombríos, donde el amor, se convierte en protagonistas y yo en un mero espectador lleno de felicidad.

Esta vez el amor sí lo puede todo y sí es amor todo lo que reluce en estas imágenes.

   

Decía Lorca que Granada “es apta para el sueño y el ensueño, por todas partes limita con lo inefable”.  Es, precisamente, este misterio el que nos condujo, hace ya unos cuantos años, a realizar nuestro primer viaje como pareja a la ciudad nazarí (desde entonces, no nos hemos ido del todo de allí) y la que nos ha hecho volver ahora con la difícil tarea de que Sergio captara esa inefabilidad a través de su cámara. El lugar elegido fue La Alhambra, todo un mundo de símbolos y estímulos, todo un mundo de poesía. Hay poesía en el agua, pura y vivificadora, que, con su quietud en estanques y albercas, juega a ser espejo no solo de la suntuosa y evocadora belleza del entorno, sino también de nosotros mismos, de nuestras  miradas encendidas; hay poesía en la luz, que hace del espacio un cruce entre lo real y lo ilusorio: nos va envolviendo en una simbólica fantasía de tonalidades y colores para, posteriormente, atraparnos y no dejarnos salir ya más de ese mundo de  ensueño que es La Alhambra; poéticas también son sus texturas, hechas de versos y encajes: místicos mosaicos de yeserías, cerámica, azulejos, madera, mármol y piedra invitan,  primero, al olvido celestial, después a buscarse y hallarse con las manos para, finalmente, tras el regocijo del encuentro, recordarse con besos y bailes más terrenales; hay poesía en sus sonidos, en el borboteo de sus surtidores de agua, en el arrullo seductor de  palomas y tórtolas, en el trino de los ruiseñores … todo ello fundido en armoniosa melodía con nuestros propios suspiros, con nuestros propios susurros; hay, por último, poesía en sus mágicas fragancias que deleitan nuestros sentidos al pasear bajo arquerías de rosaledas y cipreses en laberínticos jardines románticos; sus arrayanes, magnolios, naranjos, nenúfares, jazmines… completan este auténtico “locus amoenus”, metáfora del Edén, lugar idóneo para explorar libremente nuestras pasiones. Es La Alhambra, paraíso inefable en el que se mezclan la vista, el oído, el tacto y el olfato.

     Hay experiencias que marcan nuestro camino vital. Una de ellas ha sido, sin duda, nuestra propia historia, nuestro enlace y posterior postboda. Gracias, Sergio, por formar parte también de nuestras vidas.

fotografo de bodas Granadareportaje postboda en la Alhambra de Granadafotografo de bodas Granadafotografo de bodas Granadareportaje postboda en la Alhambra de Granada couple photos at Alhambra Granadacouple photos at Alhambra GranadaPostboda Alhambra GranadaPostboda Alhambra GranadaPostboda Alhambra GranadaPostboda en La Alhambra Postboda en La Alhambra Postboda en La Alhambra fotos Postboda en La Alhambra Postboda La Alhambra de Granadareportaje postboda en la Alhambra de Granada Postboda La Alhambra de Granadafotógrafo de bodas Granadacouple photos at Alhambra Granadareportaje postboda en la Alhambra de GranadaPostboda La Alhambra de Granada

Boda en Alcázar de San Juan {Gema & Jesús}

17/04/2018 / Alcázar de San Juan
OPEN

fotografo de boda en el Álcazar de San JuanCuando llegué a la vida de Gema y Jesús fue de casualidad, o no tanta casualidad, llegué gracias a mi trabajo y al caprichos algoritmo de Google. Cuando me senté frente a ellos, me encontré con una pareja alegre y con el alma desnuda cuando se miraba, se sonreía, se rozaba. Ni pensé en preguntarle si eran felices. Indudablemente la palabra felicidad estaba en su diccionario, impregnando cada poro de su piel.

Y empecé a preguntarme qué es la felicidad. Hay quienes piensan que la felicidad es un invento de nuestro tiempo y nuestra sociedad. Hay quien afirma que “la felicidad es el camino” como si fuese un sueño imposible de alcanzar. También están los que afirman que la felicidad es un estado de la mente y que puede convertirse en permanente porque el poder está en la mente. También están los que buscan la felicidad en el poder, en el dinero y los bienes materiales. Están los que tienen que hacer algo: dibujar, escribir, fotografiar para ser felices.  

Incluso están los investigadores del University College de Londres desarrollaron una ecuación matemática para medir la felicidad. Pero eso a mí, no me acaba de encajar, quizá un fotógrafo de bodas no entiende de sumatorios, diferencias y expresiones matemáticas para definir la felicidad.

Luego están mis segundos favoritos, los que se confiesan felices porque aman y mis favoritos, indiscutibles, los que son adeptos a la frase hay que quererse para querer.

Sin ningún consenso y con demasiadas teorías y definiciones sobre la palabra felicidad, llegué a la boda de Gema y Jesús y descubrí que simple y llanamente la felicidad es la vida y que para ser feliz hay que vivir. Y Gema y Jesús se aman y viven realmente su historia. Pero no sólo ellos, sino todas las personas que les acompañaron ese día tan importante para ellos. Gema y Jesús tienen una historia preciosa que contar y por eso os dejo el texto maravilloso que me enviaron sobre su historia. Yo cuento su historia a través de mis fotografías de ese día. Lo cierto, es que cuando veo esas fotos siento que yo también he pasado por sus vidas, que he estado aquí. Y eso me hace tremendamente feliz.

 

Nos conocimos entre viejas alcahuetas maestras en el arte de conducirte por los pecaminosos deleites del “loco amor”, entre raros poetas que invitaban a gozar del presente antes de que “el viento helado marchitara la rosa” y a comprobar que “creer que un cielo en un infierno cabe” es amor (porque solo “quien lo probó lo sabe”), entre locos caballeros andantes que con sus quiméricas andanzas nos mostraban que el deseo, la ficción y el idealismo desafían la realidad y combaten la rutina. Por aquel entonces, yo comenzaba mi andadura como docente de Lengua y Literatura, repleto de ilusas esperanzas e incertidumbre; ella era una vivaz y aplicada alumna adolescente, cargada de sueños inspiradores, que odiaba el inglés pero con sensibilidad para la literatura y, por lo tanto, para la vida.

     De esto hace ya 18 años y muchas cosas han cambiado desde entonces: tras una década de miradas que deambulaban por senderos distintos y que, ocasionalmente, se unían en cafés con cucharadas de confidencias y consejos, de recurrentes ensoñaciones de vaporosos besos y de llamadas sonámbulas sin respuesta, llegó el amor a nuestras vidas, ese que se basa en la admiración hacia el otro, en la generosidad y en el respeto, ese que vivió oculto, pero que luchó incansablemente hasta que encontró la luz, como las lorquianas piquetas de los gallos, ese que no entiende de raza, creencias o género, pero tampoco de edad, pues la edad es solo un número y nosotros somos de letras, ese que nos lleva a “seguirnos por el aire como una brizna de hierba” y a “mirarnos siempre con la mirada encendida”, ese que nos ha conducido este 2017 a unirnos en matrimonio.

     Fue una boda sencilla, familiar, íntima, al aire libre, tal y como quisimos los dos desde el primer momento. Hay que reconocer que pocas cosas hay en el mundo más hermosas que ver  ese día la felicidad en el rostro de la persona amada. Esa es, tal vez, la imagen de la boda que tenemos grabada con mayor nitidez. Nos conmueve recordar momentos como la entrada de la novia más hermosa jamás vista al jardín con su armonioso vestido de estilo bohemio, los inolvidables votos personalizados con los que nos prometimos pasar el resto de nuestra vida juntos,  la simbólica ceremonia de la arena como representación de lo que fuimos, somos y seremos, la emotividad  que se adueñó de todos los allí presentes durante toda la ceremonia civil que ambos habíamos preparado con tanta ilusión (y que nunca intuimos que llegara a ser tan agradecida), a los familiares y amigos que hablaron y nos dejaron sin palabras, a los que nos dijeron tanto sin hablar, a los que disfrutaron y nos hicieron disfrutar. Imposible olvidar el embrujo y la pasión oscuramente envueltos en un inesperado regalo en forma de danza flamenca en medio de una noche “llena de luna y albahaca”, así como la cadena de felicidad en forma de mensajes capturados en una botella. En definitiva, para nosotros ese día fue nuestro “sueño de una noche de verano”, algo “espectacular”, como la canción de Fangoria, referente musical en nuestro enlace, y lleno de emoción, sueño que Sergio muy bien supo materializar y narrar con su cámara.

Gema y Jesús.

fotografo de boda Álcazar de San Juanfotografo de boda Álcazar de San Juanfotografo de bodas Álcazar de San Juan fotografo de bodas Álcazar de San Juan wedding photographer Álcazar de San Juan wedding photographer Álcazar de San Juan wedding photographer Álcazar de San Juan  wedding photographer Álcazar de San Juan wedding photographer Álcazar de San Juan wedding photographer Álcazar de San Juanphotographer Álcazar de San Juan  photographer Álcazar de San Juan wedding Álcazar de San Juanfotografo de bodas Álcazar de San Juanfotografo de bodas Álcazar de San Juanfotografo de bodas Álcazar de San Juan Álcazar de San Juan busco fotografo de bodas Álcazar de San Juan busco fotografo de bodas Álcazar de San Juan busco fotografo de bodas Álcazar de San Juan fotografo boda Álcazar de San Juan fotografo boda civilÁlcazar de San Juan fotografo boda civilÁlcazar de San Juan fotografo boda civilÁlcazar de San Juan fotografo boda civil Álcazar de San Juan fotografo boda civilÁlcazar de San Juan fotografo boda civilÁlcazar de San Juan fotografo boda civilfotografo boda civil Álcazar de San Juan fotografo boda civil Álcazar de San Juanfotografo boda Álcazar de San Juanfotografo boda Álcazar de San Juanfotografo boda Álcazar de San Juan fotografo boda Álcazar de San JuanAlcazar de San Juan civil wedding photographerAlcazar de San Juan civil wedding photographerAlcazar de San Juan civil wedding photographer Alcazar de San Juan civil wedding photographerAlcazar de San Juan wedding photographerAlcazar de San Juan wedding photographerAlcazar de San Juan wedding photographer Alcazar de San Juan wedding photographerAlcazar de San Juan wedding photographerAlcazar de San Juan wedding photographerAlcazar de San Juan wedding photographer fotografo de bodas civil Álcazar de San Juanfotografo de bodas civil Álcazar de San Juanfotografo de bodas civil Álcazar de San Juanfotografo boda civil Álcazar de San Juan fotografo boda civil Álcazar de San Juanfotografo boda civil Álcazar de San Juanfotografo boda civil Álcazar San Juanfotografo boda civil Álcazar San Juan fotografo boda civil Álcazar San Juanfotografo boda civil Álcazar San Juanfotografo boda civil Álcazar San Juanfotografo boda Álcazar San Juan

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies