Cada vez que empiezo a montar el photocall en alguna boda, siempre me pasa lo mismo: en un momento me veo rodeado por un buen número de invitados que me preguntan “¿qué es eso? ¿y esas pelucas? ¿nos las podemos poner? ¿¿¿¡¡¡y nos vas a hacer fotos!!!??? ¡¡¡yo quiero!!!”

A continuación la barra libre y la pista de baile quedan casi desiertas y la fiesta se traslada a la mesa donde está colocado el atrezzo y al propio photocall. Todos quieren tener su foto divertida, los adultos tienen la oportunidad de ser un poco niños durante un rato; y los niños… los niños son felices entre bigotes y gafas gigantes.

Os dejo con algunas imágenes que me regalaron los invitados de Mª Luisa y Raúl en el photocall de su boda. Éstos no se conformaron con las gafas, pelucas y demás atrezzo del que disponían, sino que fueron más allá y requisaron elementos de la decoración del restaurante para utilizarlos (desde unas manzanas hasta un perchero gigante).

Un abrazo y feliz fin de semana!

Leave A

Comment

29/06/2012
Jajajaja!!! Muy bueno, Sergio. Me ha encantado el making off!!! Y la de "viva el puerto"... genial! Buen trabajo!
Responder
02/07/2012
Que bueno Sergio!, cómo sufres en el curro. Me encanta tu atrezzo y lo bien que te lo montas (el photocall, me refiero)
Responder