Belén.

Impulsiva, risueña, extrovertida y con un puntito gamberro.

Miguel.

Reflexivo, equilibrado, responsable y sereno.

Belén y Miguel. Yin y Yang. Dos fuerzas opuestas y complementarias que no pueden existir el uno sin el otro.

No se me ocurre mejor definición para esta pareja que no dejó de sorprenderme en nuestro periplo por Madrid.

Comenzamos la preboda en el Parque del Capricho, y para cuando salimos de aquel refugio de tranquilidad, ya habíamos dejado atrás nuestras primeras imágenes y la vergüenza a estar delante de la cámara.

De camino al Tempo de Debod descubrimos dos pasiones comunes: la fotografía y el cine. A partir de ese momento todo cambió: la conversación giró en torno a Hans Zimmer, los estrenos de cine con fans disfrazados o la gran decepción de “Sombras tenebrosas”, y al mismo tiempo me regalaban imágenes cada vez más divertidas, más tiernas o más gamberras.

Para cuando subíamos por Gran Via hacia la plaza de Callao (y después de haber cortado el tráfico para hacer una fotografía) el nivel de confianza era tan grande que Belén me contó uno de sus secretos más inconfesables: es fan de la saga “Crepúsculo” (mientras tanto Miguel sacudía la cabeza con cierta resignación).

Bueno… nadie es perfecto…

🙂

Leave A

Comment

Inma Jiménez
19/07/2012
Me ha encantado el reportaje de fotos con Miguel y Belén.Son unas fotos preciosas.Las de blanco y negro me encantan.Unos novios muy guapos y enamorados ;-)
Responder
Tomás Jiménez
19/07/2012
Enhorabuena por el reportaje. Una pareja de cine. Un saludo del hermano de la novia.
Responder
Luis Alarcón
19/07/2012
Buena luz y mucha complicidad. Dos ingredientes que manejas a la perfección y que nos dejan reportajes como este. Enhorabuena Sergio.
Responder
Estela Gómez
19/07/2012
Qué bonitas fotos!!! Me ha encantadoooooooo.. Qué emotivo chicos.. Un besazo enorme para los dos..
Responder
Monica Martínez
19/07/2012
Preciosos!!!
Responder
Myriam Sierra
20/07/2012
Preciosas!!!!!!! ;)
Responder
26/07/2012
Bien aprovechada esa luz dura del principio, las de las calles quedan muy bien.
Responder