Esta sesión de preboda bien podría haberla titulado “Misión Imposible”, ya que a punto estuvimos de no poder hacerla: Charo vive en Toledo, César en León y yo en Alcalá de Henares. Ellos sólo se ven los fines de semana, que es precisamente cuando tengo más trabajo entre bodas y otros reportajes, así que tuvimos que hacer encaje de bolillos para encontrar un hueco.

Siempre hago hincapié en la importancia que tiene la preboda, mucho más allá de tener unas bonitas fotos de pareja. La esencia de estas sesiones es que nos conozcamos en un ambiente distendido, sin las prisas ni los nervios propios del día de la boda, para que la pareja vea cómo trabajo y se acostumbre a estar delante de la cámara.

En este caso (como en muchos otros) la contratación del reportaje de boda la hicimos por teléfono y mail, así que ni siquiera nos conocíamos personalmente. Por eso me parecía aún más importante hacer una preboda “en condiciones”. Si esperamos al día de la boda para conocernos y “romper el hielo”, los resultados nunca serán tan buenos como los que pueden conseguirse haciendo la preboda.

Como buenos conocedores y amantes de Toledo, Charo y César me llevaron por algunos de los rincones menos conocidos de la ciudad, pero no por ello con menos encanto. Fue una delicia caminar por aquellos callejones alejados del bullicio de los turistas. Al pasear por esas calles empedradas, desiertas y en silencio, uno puede respirar la historia que han acumulado a lo largo de los siglos.

Chicos, muchas gracias por mostrarme una cara que no conocía de Toledo y por hacerme partícipe de vuestra historia de amor (Ah! y también por ese refresco a media sesión que nos vino tan bien, jajajaja…).

Un abrazo muy fuerte y nos vemos en octubre!

Leave A

Comment

María Luisa Cano
18/08/2011
Preciosos rincones y geniales las fotos. Muy bonito el tratamiento del color, ha quedado un maravilloso recuerdo de los últimos días de soltería de esta pareja. Felicidades para ellos y mi enhorabuena para el fotógrafo...
Responder
19/08/2011
Una serie preciosa Sergio. Yo opino lo mismo que tú, la preboda es importantísima para coger buen feeling con los novios, después en el ía de la boda se nota el resultado. Un abrazo!
Responder
29/08/2011
Bonito reportaje Sergio, has hecho un gran trabajo. Un saludo.
Responder
Irene Garcia
01/09/2011
Un reportaje fantastico, sobre todo para los amantes de Toledo. Enhorabuena!!
Responder
12/09/2011
Se les ve súper a gusto, buenas localizaciones y mejor partido sacado de ellas. Me gustan mucho.
Responder
[...] una tarde genial y como hace algunas semanas ya habíamos hecho el reportaje de preboda, la sesión después de la ceremonia fue muy relajada y todo marchó sobre [...]
Responder
[...] el reportaje de preboda lo habíamos hecho en el casco antiguo de Toledo, decidimos hacer la sesión de exteriores en un [...]
Responder
Que gran reportaje. Opino lo mismo que tu y secundo lo dicho por Miguel (gran fotógrafo de la zona de Alicante), que gran reportaje. Da gusto ver este tipo de fotos cuando los novios escogen a los fotógrafos profesionales adecuados.
Responder