El día de la boda es uno de los más señalados e importantes en la vida de cualquier persona. Los novios queréis que la jornada sea perfecta, que los invitados estén a gusto y que os quede un recuerdo imborrable para toda la vida. Hay aspectos que no se pueden controlar ni dependen de los novios, como por ejemplo el tiempo que hará. Pero sí hay otros, igual de importantes, en los que no se puede fallar: la elección de un buen fotógrafo de bodas es absolutamente crucial para que ese día, que muchos consideran el más feliz de su vida, sea completamente perfecto.

La elección del fotógrafo no debe dejarse para el final: decantarse por alguien que realice el reportaje de manera industrial es una garantía de tener un reportaje de bodas frío y anodino. Por eso, es conveniente contratar a un fotógrafo de bodas profesional, que no sólo acuda a hacer las fotos, sino que se preocupe por conocer a la pareja, saber cómo os conocisteis, qué es lo que os gusta, cuál es el estilo que mejor os puede ir en cuanto a imagen… de manera que el reportaje será único y personal, hecho a medida de las preferencias de la pareja.

fotógrafo de bodas madrid puerta del alcala

En cuanto se toma contacto con el profesional que se va a encargar de las fotos, hay que detallar y conocer exactamente todas las posibilidades: si se quiere una sesión de preboda y de postboda, desde qué hora hasta qué hora se requiere su presencia, qué tipo de encuadres y fotografías se quiere de los invitados y de la celebración en sí… por eso, conviene tomarse su tiempo y conocer bien los trabajos anteriores que el fotógrafo haya hecho, para poder valorar la calidad de las imágenes y los resultados que otras parejas han obtenido con él.

A la hora de valorar los trabajos del fotógrafo de bodas de nuestra elección, siempre hay que pedir muestras de bodas reales, y no de catálogos con modelos que no tienen que ver con el resultado que se obtendrá al final. Un buen profesional pedirá una entrevista en profundidad con cada uno de los novios, para saber bien cuál es el perfil: si les conviene un reportaje de bodas más divertido, si tienden a una imagen más romántica y bucólica, o si desean un reportaje clásico. También hay que saber de antemano la calidad de los álbumes finales, la resolución de las fotos digitales y el trabajo de retoque posterior, para que las fotos de boda sean perfectas, y os duren toda la vida.

Leave A

Comment

Ainhoa
23/09/2014
Está feo que yo lo diga...pero creo que nosotros elegimos al mejor fotógrafo para nuestra boda!!
Responder
    08/04/2015
    Ay qué buenos recuerdos me trae vuestra boda :-) Besos Ainhoa!!!
    Responder