Hace tres años que conocí a Paloma y Lolo, y por aquel entonces ellos se casaban y yo les hacía su reportaje de boda.

Desde el primer momento me llegaron al corazón, no sólo porque son una pareja encantadora donde las haya, sino también por un detalle para mí  muy importante: el restaurante que habían elegido para celebrar el banquete les obligaba a contratar a “los fotógrafos de la casa” (algún día escribiré sobre este tipo de mafias en iglesias y restaurantes), por lo que decidieron cambiar el lugar de celebración para que yo pudiera realizar su reportaje sin trabas.

Me dejaron sin palabras, ya que la mayoría de las parejas suelen aceptar, más o menos resignados,  este tipo de imposiciones.

Al igual que con Irene y David, he mantenido el contacto con Paloma y Lolo más allá de su reportaje de boda, y esta vez se han puesto ante mi objetivo para otro feliz acontecimiento: su futura paternidad.

No hay más que ver las fotografías para darse cuenta de la enorme ilusión con la que esperan a su pequeño y lo bien que le sienta a Paloma el embarazo.

Estoy convencido de que seréis unos padres maravillosos para Álvaro (y los que vengan después, jejeje…)

No me extiendo más. Os dejo con algunas de las imágenes de la sesión que realizamos en el Parque El Capricho de Madrid.

Un abrazo!

Leave A

Comment

PALOMA
30/08/2011
Sin lugar a dudas, si nos casáramos otra vez volveríamos a elegirte para que hicieras nuestro reportaje. Pero lo cierto es que "nunca tiempo pasado fue mejor y lo mejor está por llegar", de ahí que seguiremos contando contigo para futuros eventos como cuando nazca Álvaro y un largo etcétera, quien mejor que tú y tus trabajos. Ha sido y es un placer tener un recuerdo tan especial como el reportaje que nos ha hecho, ten por seguro que allá donde nos pregunten siempre te recomendaremos y hablaremos de lo bien que trabajas. Besos y gracias mil.
Responder
12/09/2011
Las 3 últimas me gustan especialmente. Tus reportajes están llenos de luz, de energía, no sé, parece que los colores te refrescan al verlas, geniales.
Responder
[...] el contacto y me han permitido entrar en sus vidas para inmortalizar momentos tan importantes como su primer embarazo y, en esta ocasión, la llegada al mundo de su [...]
Responder