Este post no es para hablar de fotografía. Tampoco para hablar de mi trabajo.

Es para hablar de dos personas y un proyecto: Juan, Conrado y nuestro proyecto conjunto para realizar vídeos de boda creativos, que vayan mucho más allá del clásico (y denostado) vídeo de boda.

Sobre ellos puedo decir que son dos videógrafos que aman su trabajo, inquietos en su afán por experimentar con nuevas técnicas y sobre todo, contar la historia que existe detrás de cada pareja.

En cuanto al proyecto, se trata de ofrecer a las parejas un reportaje de vídeo en consonancia con mi estilo de fotografía y mi forma de entender los reportajes de boda, con la comodidad que supone contactar con un solo profesional para contratar tanto la fotografía como el vídeo. Y puedo asegurar que no podría haber encontrado mejores compañeros para recorrer este camino: grandes profesionales y aún mejores personas.

Dicho esto, mejor dejo que sean ellos los que se presenten:

“Me llamo Juan. Nací en Barbastro (Huesca) allá por finales de los 70. Los recuerdos de mi infancia y adolescencia son todos de Guadalajara, donde mis padres se mudaron por cuestiones laborales. Pero las raices de mi familia son de un poco más al Sur.. De Cádiz, un rincón maravilloso al que acudo cada vez que puedo… Y ahora que he formado mi propia familia, vivo en un municipio cercano a Madrid.

Esta mezcla de culturas y costumbres han influido, sin duda, en mi vida y mi personalidad. Soy un hombre tranquilo y tradicional. Me gustan las cosas bien hechas, soy fiel a mis amigos y a mis ideas, y me encantan los niños. Quienes me conocen bien dicen también que saco mi genio cuando es estrictamente necesario. Y estoy de acuerdo.

Añadiría además que soy un apasionado de mi trabajo. Para mí es un privilegio vivir haciendo lo que me gusta. Captar con el objetivo de mi cámara momentos inolvidables para quienes los viven y dejar un documento visual que se perpetúe en el tiempo.

Mi trabajo en televisión me ha llevado a grabar otros sucesos más austeros y solemnes. Algunos divertidos y otros más dramáticos. Todos los he vivido con la responsabilidad de ser testigo imparcial. De contar una historia con la imagen y el sonido como únicas herramientas, y dejar al espectador la elección de reir, llorar, emocionarse o simplemente informarse.”

“Dejadme que os hable un poco de mí y mi profesión: Me llamo Conrado y hago vídeos.

Antes creía que lo realmente importante era realizar un trabajo técnicamente impecable. Con una buena luz, un guión cuidado, un buen encuadre de cámara…Pero con el paso de los años me he dado cuenta de que estaba equivocado.

Lo verdaderamente importante son las miradas, el gesto, los sentimientos. Hay que ser honesto, observar y captar con la luz, un guión y un encuadre esa mirada, ese gesto y ese sentimiento.

Por eso si tienes algo que sentir allí estará mi cámara para que ese momento permanezca. El reto es grande pero enormemente gratificante.”

Leave A

Comment

11/07/2012
Me encanta, es súper especial, me dice mucho de ellos dos, está lleno de sentimiento y de detalles. Precioso proyecto, éxito garantizado.
Responder